Horario
De Lunes a Viernes
De 9 a 20 h.

Teléfono de Consultas

964 24 34 47

¿Es inevitable la pérdida de los dientes en la edad avanzada?
¡No! Hoy día, los adultos de edad avanzada están manteniendo sus dientes naturales por los desarrollos científicos y porque la odontología hace hincapié en la prevención.
La buena higiene oral y los cuidados dentales regulares son importantes durante toda la vida, no importa la edad. Teniendo buena higiene oral en el hogar y visitando a su dentista regularmente, usted podrá prevenir los problemas dentales y economizará tiempo y dinero también. A la vez, puede salvar sus dientes y sus encías.

¿A mi edad, por qué molestarme con la higiene oral, como el cepillado y el uso del hilo dental?
Cepillarse y usar el hilo dental cuidadosamente a diario para limpiar los dientes naturales es esencial para mantenerlos en buena condición—especialmente al envejecer. La placa dental, una capa incolora y pegajosa de bacterias, que causa las caries dentales y la enfermedad periodontal (de las encías), se acumula rápidamente sobre los dientes de los adultos mayores, especialmente cuando descuidan la higiene oral. Esto puede aumentar su riesgo de caries dental y de enfermedad periodontal.

Unos sencillos pasos pueden ayudarlo a mantener buena higiene oral durante toda la vida. Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta de dientes con fluor, y límpiese entre los dientes una vez al día con hilo dental u otro limpiador interdental. Asegúrese de ver a su dentista regularmente para recibir exámenes y limpiezas dentales profesionales.

¿Se deben preocupar los adultos por las caries?
La caries dental no es un problema solamente de los niños. Los adultos de todas las edades pueden tener caries también. Las causas de las caries dentales son las mismas para todos, sin importar la edad. La caries resulta cuando las bacterias en la placa se alimentan con los carbohidratos (azúcar y almidón) en nuestra dieta para producir ácidos que causan cavidades.

Sin embargo, la naturaleza del problema de las caries sí cambia algo según las personas envejecen. Los adultos tienen más probabilidades de tener caries alrededor de las obturaciones viejas, y como muchos adultos crecieron sin los beneficios del flúor, tienen más obturaciones. La caries en la raíz de los dientes es también común entre los adultos mayores. La caries en la raíz ocurre cuando hay recesión de las encías lo que expone la superficie más blanda de la raíz, que sufre la caries más fácilmente que el esmalte del diente.

La boca seca también promueve la caries dental. Esta condición—llamada xerostomía—ocurre cuando la cantidad de saliva se reduce grandemente. Puede ser causada por muchos tipos de medicamentos (como los antihistamínicos, los antihipertensivos, y los antidepresivos) o por la radioterapia en la cabeza o en el cuello. La saliva se necesita para lubricar la boca, llevarse los alimentos y neutralizar los ácidos producidos por la placa. Si se permite que continúe, la boca seca puede llevar a la caries dental rampante. Si cree que tiene este problema, asegúrese de consultarlo con su dentista o con su médico. Ellos le pueden recomendar una saliva artificial y productos con fluoruro para ayudar a prevenir la caries dental.

Tengo entendido que la enfermedad periodontal (de las encías) es una de las mayores causas de la pérdida de los dientes en los adultos, ¿pero hay algo que se pueda hacer para evitarlo?
La enfermedad de las encías--enfermedad periodontal—a menudo progresa lentamente, sin dolor, por largo tiempo. Esta es una de las razones por la cual es común entre los adultos mayores. Mientras mas tiempo siga la enfermedad sin detección y sin control, más daño causa en las encías y en otros tejidos de soporte. Aunque la enfermedad periodontal es causada por la placa, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo o la severidad del la condición. Entre éstos están los alimentos atrapados entre los dientes, fumar, los dientes mal alineados, los puentes o dentaduras parciales desajustados, la dieta pobre y enfermedades sistémicas como la anemia.

Aunque la enfermedad periodontal es común, se puede controlar o detener. En las etapas tempranas, se le puede dar marcha atrás. El tratamiento de los casos avanzados requiere cirugía. Esté al tanto de estas señales de aviso y visite a su dentista si nota cualquiera de éstas: le sangran las encías cuando se cepilla, tiene las encías rojas, doloridas o hinchadas; las encías se han separado de los dientes; sale pus entre los dientes y las encías cuando se las aprieta; tiene los dientes flojos o que se mueven; cualquier cambio en su mordida; cualquier cambio en el ajuste de su dentadura parcial; tiene mal aliento o mal sabor constante.

Mi dentadura no se siente tan confortable como antes. ¿Debería yo probar diferentes productos para intentar mejorarla?
Su dentadura fue hecha para ajustar con precisión. Si se cuida correctamente, no cambia su forma. Se puede aflojar por los cambios naturales en las encías y en el hueso de soporte. Según se achica la mandíbula, las encías también se achican. Cuando su dentadura no ajuste bien, vea a su dentista cuanto antes para que las ajuste. No intente cambiar el ajuste de su dentadura usted mismo. Esto puede causar daños irreparables. ¡Podría ser un experimento costoso! Las dentaduras desajustadas que se arreglan en el hogar pueden irritar las encías, la lengua, y las mejillas. En emergencias, se pueden usar adhesivos para dentaduras para mantener la dentadura estable en lo que ve al dentista. Si su dentadura está floja, pídale a su dentista que la revise.

Ahora que tengo dentaduras completas, ¿necesito ver al dentista con la misma frecuencia que antes?
Aunque no tenga ya sus dientes naturales, usted debe ver a su dentista regularmente para que le haga un examen oral. El dentista examinará la boca para ver si hay algún problema con las encías, la lengua y las articulaciones de la mandíbula, así como para ver si hay cáncer. Por varias razones, muchos adultos mayores son más susceptibles a las enfermedades orales, incluyendo el cáncer oral. Alrededor del 95 por ciento de todos los cánceres se encuentran en las personas mayores de 40 años. Sin embargo, muchos de estos cánceres se pueden tratar si se detectan temprano. Los tejidos orales se examinan también para buscar signos de otras enfermedades que se pueden manifestar primero en la boca.

He notado que tengo dificultad al masticar y al tragar algunos alimentos. ¿Necesito en verdad comer la misma cantidad o variedad de alimentos que comía cuando era más joven?
Tener la nutrición apropiada es importante para todos, jóvenes y viejos. Muchos adultos mayores no comen una dieta balanceada y evitan las carnes, los vegetales crudos y las frutas frescas porque tienen problemas al masticar y al tragar. Estos problemas pueden ser causados por los dolores de dientes, las dentaduras desajustadas, la boca seca o por cambios en los músculos de la cara. Otros notan que su sentido del gusto ha cambiado, en ocasiones debido a una enfermedad o a ciertos medicamentos. Por estos y otros factores, las dietas de los adultos mayores a menudo carecen de calcio, proteínas y otros nutrientes esenciales para la salud dental y la general. Usted necesita una dieta balanceada basada en los cinco grupos de alimentos—leche y productos lácteos; panes y cereales; carnes ; frutas y vegetales. Puede que usted necesite un suplemento de multivitaminas o minerales, pero no intente ser su propio médico. Use estos suplementos solamente después de consultar a su médico.

Las visitas dentales me causan ansiedad. Sé que debo ir, pero no puedo. ¿Qué puedo hacer?
La ansiedad por las visitas dentales no es rara. Las personas de cualquier edad pueden sentirla. Los adultos mayores pueden ser menos capaces de hacerle frente al estrés debido a ciertas condiciones como la pérdida de la vista o de la audición. La comunicación entre usted y su dentista es un aspecto importante de la visita dental confortable. Usted debe comunicarles sus temores al dentista y a su personal. Déjeles saber que está ansioso para que puedan ajustar el tratamiento y el ritmo a sus necesidades. Los adelantos en el control del dolor y de la ansiedad, incluyendo muchas técnicas de terapia conductista, préstamo de la psicología, han hecho que las visitas dentales sean relativamente libres de ansiedad y de dolor.

Estoy tomando un medicamento que me recetó el médico. ¿Puede afectar esto mi tratamiento dental?
Cuando el dentista le haga preguntas sobre su historia médica, asegúrese de darle la información de su salud completa y al día. Infórmele a su dentista de hospitalizaciones o cirugías recientes, o si ha estado enfermo recientemente. Además, dígale al dentista los nombres, las dosis y la frecuencia de cualquier medicamento que esté tomando—sea con receta o sin ella—y el nombre de su médico. Infórmele al dentista de cualquier cambio en su salud o en sus medicamentos. Esta información ayudará al dentista a seleccionar el método de tratamiento más seguro y más eficaz para usted.

He oído de los implantes como una alternativa para las dentaduras. ¿Qué debo saber sobre los implantes?
Los implantes dentales pueden ofrecer soluciones para los pacientes que no pueden funcionar apropiadamente con las dentaduras convencionales. Sin embargo, no todos los pacientes son candidatos para los implantes. La decisión se puede tomar solamente después de que el dentista haya hecho un examen cuidadoso y haya discutido con usted los beneficios y los riesgos relativos y lo que el procedimiento conlleva. Pregúntele a su dentista si los implantes dentales son una opción para usted.

He oído de algunas técnicas cosméticas nuevas que pueden mejorar las sonrisas. ¿Son apropiadas para los adultos mayores?
Los adultos mayores se pueden beneficiar de las muchas opciones disponibles hoy en día para mejorar la apariencia de la sonrisa. Su dentista le puede describir y explicar los diferentes tratamientos apropiados. Parte de llegar a la madurez es la aceptación del envejecimiento y el tener expectativas realistas acerca de la apariencia. En ese contexto, el tratamiento dental para los adultos mayores puede ser una manera saludable de adaptarse y mantener la buena salud dental y el bienestar emocional. Los dientes y la boca juegan un papel crítico en el desarrollo y en el bienestar psicológico durante toda la vida. La odontología moderna ha expandido las opciones estéticas para las personas de todas las edades. Junto con la buena higiene oral y las visitas dentales regulares, las técnicas cosméticas pueden ayudar a mejorar la apariencia de su sonrisa.

¿Qué está haciendo la odontología para servir mejor a los adultos más mayores?
Los dentistas están experimentando una revolución silenciosa en sus consultas dentales según el número de pacientes mayores aumenta en forma constante y sus tratamientos se enfocan más en los dientes naturales. La profesión sabe que esta población creciente está usando menos dentaduras y está manteniendo los dientes naturales por más tiempo. También, sabemos que algunos de los pacientes en este grupo requieren consideraciones especiales porque la movilidad y las destrezas reducidas pueden hacer difícil la higiene oral diaria. Además, las condiciones y discapacidades médicas son factores que los dentistas toman en consideración con algunos pacientes. En ocasiones, la falta de conocimiento sobre la disponibilidad de los tratamientos y las técnicas lleva a los pacientes mayores a hacer suposiciones falsas acerca de su salud dental y a tolerar condiciones como los dolores de muelas, las encías sangrantes y los chasquidos de las dentaduras. Los dentistas están adquiriendo información práctica acerca de cómo manejar eficazmente las necesidades de tratamiento de los pacientes mayores.

Los dentistas son cada vez más conscientes de las necesidades especiales y la importancia de la salud dental en los pacientes mayores. Los adultos mayores como grupo son más conscientes de la salud que nunca antes. La salud oral es parte importante de su salud en general y la profesión dental está dedicada a proveer el tratamiento y los consejos que los adultos mayores necesitan para mantenerla.

¿Por qué se me ven más oscuros los dientes?
Uno de los cambios que usted puede notar según envejece es que es más difícil mantener los dientes limpios y blancos. Esto pasa porque la capa pegajosa e incolora de bacterias, llamada placa, puede acumularse más rápidamente y en mayor cantidad según envejecemos. Los cambios en la dentina, el tejido parecido al hueso que está debajo del esmalte, pueden hacer que sus dientes luzcan un poco más oscuros.

¿Por qué siento la boca seca?
La sequedad en la boca que es resultado de la reducción en el flujo de saliva es un problema común entre los adultos mayores. Es causada por ciertos trastornos médicos y a menudo es un efecto secundario de los medicamentos como los antihistamínicos, los descongestionantes, los analgésicos y los diuréticos. Entre los problemas comunes asociados con la boca seca están el dolor de garganta continuo, la sensación de ardor, los problemas al hablar, la dificultad al tragar, la ronquera o la sequedad en los pasajes nasales. Sin tratamiento, la boca seca puede dañar sus dientes. Sin saliva suficiente para lubricar la boca, llevarse los alimentos y neutralizar los ácidos producidos por la placa dental, se pueden formar caries extensas.

Su dentista le puede recomendar varios métodos para restaurar la humedad. Los dulces sin azúcar y la goma de mascar sin azúcar estimulan el flujo de la saliva, y la humedad se puede reemplazar usando saliva artificial y enjuagues orales.

¿Por qué estoy perdiendo el sentido del gusto?
Puede que note que está perdiendo el apetito debido a cambios en su sentido del gusto. Varios factores pueden causar este cambio. Además de la reducción en los sentidos del gusto y del olfato por la edad, ciertas enfermedades, medicamentos y las dentaduras pueden contribuir a la disminución de su sentido del gusto.

¿Dónde estamos?

C/ Navarra, 31
12002  Castellón
De lunes a viernes
De 9 a 20 h.

Nuestros Servicios

  • Odontología conservadora

  • Odontopediatria 
  • Traumatología dental
  • Cirugía Oral
  • Implantología
  • Prótesis dental
  • Estética dental
  • Peridoncia

Solicitud de Información