Horario
De Lunes a Viernes
De 9 a 20 h.

Teléfono de Consultas

964 24 34 47

¿Qué es la enfermedad de las encías?
La enfermedad de las encías es una inflamación de las mismas que puede avanzar hasta afectar el hueso que rodea y sostiene a los dientes. Es causada por las bacteriana, al formarse constantemente sobre los dientes una película transparente y pegajosa. Si no la elimina diariamente con el cepillado y el uso del hilo dental, la placa se acumula y las bacterias pueden infectar no sólo la encía superficial y los dientes, sino también el tejido gingival y el hueso que sostiene los dientes. Esta puede ser una causa de que los dientes se aflojen, se caigan o que finalmente el dentista los tenga que extraer.

Hay tres etapas de la enfermedad de las encías:

  • Gingivitis: Esta primera etapa de la enfermedad es una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa en el borde de la misma, la cual, al no ser eliminada por el cepillado y el uso diario del hilo dental, produce toxinas que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. Puede observarse sangrado durante el cepillado, al usar el hilo dental o incluso de manera espontánea. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes en su lugar todavía no han sido afectados.
  • Periodontitis: En esta etapa, el hueso y las fibras que sostienen los dientes en su lugar sufren daños irreversibles. Se forma una bolsa debajo del borde de las encías, donde quedan atrapados los alimentos y la placa. El tratamiento dental adecuado y una atención en el hogar más cuidadosa, generalmente, ayudan a prevenir daños mayores.
  • Periodontitis avanzada: En esta etapa final de la enfermedad, se destruyen las fibras y el hueso que sostiene los dientes, lo que hace que los dientes se desplacen o se aflojen. La mordida puede verse afectada y, si no se realiza un tratamiento adecuado, puede suceder que el dentista tenga que extraer los dientes.

http://www.colgate.es/oralcare/common_problems/_img/gumdisease1.jpgEncías saludables: son firmes y no sangran, se adaptan perfectamente al borde de los dientes.

Gingivitis: las encías están levemente inflamadas, aparecen enrojecidas y sangran fácilmente.

Periodontitis: las encías comienzan a separarse y a retraerse. Esto permite que la placa se desplace hacia la raíz, hacia las fibras y el hueso.

 

¿Cuáles son los signos de la enfermedad periodontal (de las encías)?
Si nota cualquiera de los siguientes signos de la enfermedad periodontal (de las encías), vea a su dentista inmediatamente:

  • le sangran las encías al cepillarse;
  • las encías rojas, hinchadas o sensibles
  • las encías se han separado de los dientes
  • el mal aliento persistente
  • pus entre los dientes y las encías
  • los dientes flojos
  • cambio en la mordida
  • cambio en el ajuste de las dentaduras parciales

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal (de las encías)?
Lo bueno es que usted puede ayudar a prevenir la enfermedad periodontal (de las encías) cuidándose los dientes bien todos los días y recibiendo chequeos dentales regulares.

A continuación, cómo mantener sus dientes y sus encías saludables:
Cepíllese los dientes bien tres veces al día.
Esto remueve la película de bacterias de los dientes. Asegúrese de usar un cepillo de dientes de cerdas suaves que esté en buenas condiciones. Las pastas de dientes y los enjuagues bucales que contienen fluoruro fortalecen los dientes y previenen la caries dental.
Límpiese entre los dientes todos los días.
Limpiar entre los dientes con hilo dental u otro limpiador interdental remueve las bacterias y las partículas de alimentos de entre los dientes, donde el cepillo de dientes no alcanza. A menudo, se le puede dar marcha atrás a la enfermedad periodontal (de las encías) temprana con el cepillado y el uso del hilo dental todos los días. Si usa limpiadores interdentales, pregúntele a su dentista cómo usarlos para no lastimar las encías.
Siga una dieta equilibrada.
Escoja diversos alimentos de los cinco grupos básicos de alimentos, como pan, cereales y otros productos de granos; frutas; vegetales; carne, aves y pescado; y productos lácteos como la leche, el queso y el yogurt. Limite los refrigerios entre comidas.
Visite a su dentista regularmente.
Es importante hacerse chequeos dentales regulares, y las limpiezas profesionales son esenciales para prevenir las enfermedades periodontales.

¿Cómo sé si tengo la enfermedad de las encías?
La misma puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los adultos. Si se la detecta en sus primeras etapas, puede revertirse o frenar su desarrollo. Consulte al odontólogo si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Las encías están enrojecidas, inflamadas o sensibles
  • Hay sangrado de encías al cepillarse o al utilizar el hilo dental
  • Los dientes parecen ser más largos porque las encías se han retraído y se ven las raíces
  • Se sienten cambios en el modo en que cierran los dientes al morder
  • Puede haber salida de pus entre los dientes y las encías
  • Se percibe constantemente, la presencia de mal aliento o mal sabor en la boca

¿Cómo se trata la enfermedad de las encías?

  • Las primeras etapas de la enfermedad, por lo general, pueden revertirse con el cepillado correcto y el uso apropiado del hilo dental. Una buena salud bucal ayudará a evitar la formación de placa.
  • Una limpieza profesional llevada a cabo por el dentista o el higienista es el único modo de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro. Su dentista o higienista limpiará sus dientes para eliminar el sarro por encima y por debajo del borde de la encía. Si su afección es más grave, quizá lleve a cabo un procedimiento de alisado de las raíces. El alisado radicular ayuda a eliminar las irregularidades de las raíces dentales, dificultando el depósito de la placa.

Mediante la programación de revisiones periódicas, la enfermedad de las encías en sus primeras etapas puede tratarse, antes de que se transforme en un trastorno más serio. Si la enfermedad está en un estado más avanzado, necesitará de un tratamiento a realizar en el consultorio.

¿Qué es la gingivitis?

Gingivitis - una inflamación de las encías - es la etapa inicial de la enfermedad de las encías y la más fácil de tratar. La causa directa de la gingivitis es la placa: una película suave, pegajosa y sin color constituída por bacterias que se forma constantemente sobre los dientes y encías.

Si el cepillado y el uso diario del hilo dental no eliminan la placa, la misma produce toxinas (venenos) que irritan el tejido gingival, causando gingivitis. En esta primera etapa de la enfermedad, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostienen los dientes en su lugar todavía no han sido afectados. Sin embargo, si se deja sin tratamiento, la gingivitis puede transformarse en periodontitis y provocar daños permanentes a sus dientes y mandíbula.

¿Cómo sé si tengo gingivitis?

Los signos y síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan. Otro signo de enfermedad en las encías es que las mismas han retrocedido o retirado de los dientes, confiriéndole a sus dientes una apariencia alargada. La enfermedad de las encías puede provocar la formación de bolsas entre dientes y encías donde se acumula placa bacteriana y restos de alimentos. Algunas personas pueden experimentar mal aliento o mal gusto recurrentes aún cuando la enfermedad no esté avanzada.

¿Cómo puedo prevenir la gingivitis?

La correcta higiene bucal es fundamental. Las limpiezas profesionales también son extremadamente importantes pues una vez que la placa se endurece y acumula, o se transforma en sarro, sólo un dentista o higienista podrá eliminarla.

Usted puede ayudar a detener la gingivitis antes de que se desarrolle de la siguiente manera:

  • Cepillado correcto y uso apropiado del hilo dental para eliminar la placa, los restos de alimentos y controlar la acumulación de sarro
  • Alimentación correcta para asegurar la adecuada salud de su mandíbula y dientes
  • Evitar el tabaco
  • Programar controles regulares con su dentista

¿Dónde estamos?

C/ Navarra, 31
12002  Castellón
De lunes a viernes
De 9 a 20 h.

Nuestros Servicios

  • Odontología conservadora

  • Odontopediatria 
  • Traumatología dental
  • Cirugía Oral
  • Implantología
  • Prótesis dental
  • Estética dental
  • Peridoncia

Solicitud de Información